.
.

domingo, 30 de noviembre de 2014

REZO A OYÁ, EL ESPÍRITU DEL VIENTO EN ESPAÑOL Y YORUBA

 
ORÍKÌ OYA

(Alabando al Espíritu del Viento)
 
Oyá es el Espíritu completo del Viento,
paseándose con plena confianza e importancia.
 
Ella coge un cesto con nueces de

cola para ponerlo ante su marido.
 
Oyá es Dueña del lugar de culto,
Oyá es profunda en pensamiento,
perfilando fuera los conceptos.
 
Espíritu completo del Viento,
venga y reciba sus ofrendas sin ofensa.
 
Oyá es la dueña del lugar de culto,
puede que aquéllos
que han preparado buena comida
empiecen a servirla.
 
¡Oya provoca a las hojas para que tiemblen!.
 
Oyá, viento fuerte que dio nacimiento
al fuego mientras cruzaba la montaña.
Espíritu del Viento, por favor
no tumbe el árbol en mi patio trasero.


 
Espíritu del Viento, hemos visto el fuego
que cubre su cuerpo como una tela.
Si usted busca al Espíritu del Viento,
encontrará a Oyá.
 
Quizá la encuentre
en el puesto de la nuez de cola,
en donde Oya disfruta
tirando pequeños pedazos en su boca.
 
Quizá usted se encuentre a Oya
en el puesto del carpintero, donde
le gusta frotar su cuerpo en su roja energía.
 
Puede que usted se encuentre a Oyá
en el puesto de los tambores,
donde mueve su cuerpo en un frenético baile.
 
Madre, Madre,
yo siempre responderé a la llamada de Oyá,
ellos me advirtieron
de no responder a su llamada.

¿Dónde puedo ir, qué puedo hacer?

Me dijeron que debo ofrecer
pedazos pequeños de tela a Oya.
 
Dijeron que debo ofrecerles nuez de cola
y ñame machacado a los antepasados.
 
Le dieron una espada a Oyá,

pero ella no acostumbra a matar animales.

Deben presentar una espada a la Madre
que no se use para matar animales.
Deben darle una espada que se use
para decapitar a las personas.
 
El Espíritu del Viento
usa el fuego para cubrir su cuerpo,
parecido a una tela.
 
Poderoso viento que golpea
bajo los árboles en el bosque.
 
Los antepasados merecen
un buen tratamiento y respeto
para los miembros de la sociedad ancestral.
 
Madre, entre a raudales en mí desde sus pechos,
Madre del mundo.
 
Devota del antepasado,
dueña de la rata del arbusto,
Oyá es la dueña de la sociedad de los Eguns.
 
Asé.
 

EN YORUBA
 
Oya – Opéré làlàóyàn.
A gbé agbòn obì siwaju oko.
O-ni-ìl ós ìn Oya rúmú bi eni gbé ike
Oya òpèrè, ‘wá gbà je, kò dé inú.
 
Oya l’o L’Ósin, ki Olónje máa há
onje rè Oya péré bi ewé bó!
 
Oya fùfù lèlè bí iná là l’okè!
Oya má mà dá igi l’ékùlé mi.
 
Oya a ri iná bo ara bí aso!
Bi e ba nwá Oya bi e kò bá rí,
 
Oya ki e wá Oya de isò kòlá,
nibi ti Oya gbé ndá kéwú sí enu.
 
Ki e wa Oya dé isò osùn,
nibi ti Oya gbé nf ó búké si ara.
 
Ké e wá Oya dé isò bàtá,
nibi ti Oya gbé nla igó móra.
 
Iya, iya mo ni ng ó mà je ìgbé Oya,
nwon ni kí n’mà se je igbe Oya.
 
Mo ní kíni kí n’wa se?
Nwon ní kí n’sare sésé ki n’fún Oya l’aso.
 
Kí n’fi àtàmpàràkò la obì n’iyàn.
Oya nown fune ni idà o kò pa eran.
 
Iya sáàn nwon fun e ni idà o kò bé rí.
O ní kini o yio fi idàdídà se!
 
Oya a-r’iná bora bí aso,
Efùfù lèlè ti ndá igi lókèlokè.
 
Ojèlóìké a-ní-iyì l’ójè.
Iya mi pòrò bí omú sé l’aíyà.
 
Òjè l’o ni oketè Se.
Oya l’ó ni Egun.
 
Ase.



 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SANTORAL

SANTORAL