.
.

martes, 1 de abril de 2014

TRABAJOS SANTEROS PARA VARIAS NECESIDADES


 

 
Para purificar una casa
 
Un simple ritual de purificación para librar a una casa de vibraciones negativas es llenar un cubo de agua fría y añadir un cuarto de amoníaco. Este líquido es entonces rociado por toda la casa. Algunos santeros recomiendan que esto debería ser seguido por un sahumerio de resinas de pino, incienso y cáscaras de ajo para completar la purificación.
 
Para purificar el aura
 
Una de las prácticas más comunes en Santería cuando una persona está sitiada por la mala suerte es cubrir tres huevos con aceite de palma (manteca de corojo), soplar algo de ron y humo de tabaco sobre cada huevo, y ponerlos dentro de una pequeña bolsa de papel. Esta bolsa es luego frotada por todo el cuerpo; de pies a cabeza. Después los huevos son rotos en tres esquinas o encrucijadas por separado. Mientras los huevos están siendo rotos, se pide que la mala suerte sea rota de igual forma que lo fueron los huevos. Se cree que esto libera el aura de las vibraciones negativas. Este tipo de purificación está generalmente asociado con Elegguá, quien es dueño de las esquinas y encrucijadas.
 
Para disipar influencias negativas
 
Un baño popular requiere que se hiervan juntas las siguientes plantas: quita maldición, arrasa con todo y rompesaragüey.
El líquido es colado y se añaden unas pocas gotas de amoníaco y asafétida. Los santeros recomiendan añadir agua bendita como ingrediente “extra”.
Generalmente los baños se hacen en números impares. Este baño a menudo es hecho durante tres noches seguidas.
 


Un baño de exorcismo
 
Tal vez uno de los baños más poderosos conocidos en Santería, este baño requiere hervir tres plantas: tartago, pasote, y anamu. Esta última planta, anamu, es tan potente que algunos santeros ni siquiera la tocan, especialmente los sacerdotes y sacerdotisas de Obatalá que no pueden tolerarla. Anamu es un agente exorcizador tan poderoso que puede expulsar incluso influencias positivas. Por eso es que sólo se recomienda para gente que está particularmente sitiada por la mala suerte y amenazados por peligros muy reales. Una persona debe estar realmente “salada” para usar esta planta. Pero el baño se dice que es inmensamente útil para los que verdaderamente lo necesitan. A este baño se le añaden tres gotas de amoníaco, asafétida, y citronela con unas gotas de agua bendita. Ninguno de los baños, especialmente éste, son vertidos sobre la cabeza. Los baños son vertidos sobre los hombros, ya que los santeros creen que la cabeza es el sitial del ángel guardián u Orisha de esa persona y debe ser respetada. Sólo el agua de coco puede ser vertida directamente sobre la cabeza, ya que es uno de los atributos de Obatalá y él gobierna la cabeza.
 
Una purificación ritual
 
Cuando una persona está teniendo muy mala suerte o las cosas no salen como él o ella quiere, los santeros recomiendan frotar dos palomas blancas cuidadosamente sobre el cuerpo (de cabeza a pies) con cuidado de manera que las palomas no se lastimen. A las aves luego se les permite volar, asegurándose que sean liberadas lejos de la casa de la persona. Se dice que esto libera las influencias negativas y purifica el aura.
 
Para obtener un empleo
 
Los santeros recomiendan hervir juntas las siguientes plantas: rompesaragüey, anís, albahaca, toronjil y yerba buena. El líquido es colado y algo de azúcar y agua bendita son añadidos. El baño es repetido durante siete noches consecutivas.
 
Para conseguir un aumento
 
Anís, alumbre, y cacahuates triturados son tostados juntos. Un poco de este polvo es regado en el trabajo durante siete días.
Para atraer la buena suerte
 
Un baño muy popular para la buena suerte y triunfar en todos los esfuerzos requiere hervir las siguientes plantas: hojas de eucalipto, flor de cerveza, laurel, menta, salgazo, mejorana y salvia. Al líquido colado son añadidos la clara de un huevo, melado de caña de azúcar o miel, agua florida, y agua bendita. El baño es repetido durante siete noches. Este es uno de los baños tradicionalmente atribuidos a Yemayá.
 
Para el amor
 
Para atraer el amor de alguien o tener suerte en el amor, los santeros recomiendan hervir juntas las siguientes plantas y cortezas: sándalo, canela, mirto, verbena y pachulí. Rosas rojas y azucenas también son añadidas al agua hirviendo. Al líquido colado se le añade miel, champaña, yema de huevo y perfume de lavanda. El baño es repetido durante cinco noches. Una vela amarilla perfumada es ofrecida a Oshún después de cada baño.
 
Un poderoso exorcismo
 
Este es un ebbó dedicado a Oyá, la dueña de los cementerios y patrona de los muertos en Santería. Es llevado a cabo cuando una persona esta infestada de sueños perturbadores de los muertos o amenazado por cualquier clase de peligro. La gente que cree que está bajo la influencia de una maldición o perseguidos por un espíritu negativo —lo que es conocido en Santería como enviación— a menudo se les pide que lleven a cabo esta purificación.
Una berenjena es cortada en nueve rebanadas y colocadas sobre un plato blanco. Tres velas cortas blancas, cada una cortada en tres pedazos, se colocan sobre la berenjena. A estos son añadidos nueve dulces y nueve pedazos de coco. La persona procede a frotar todos estos ingredientes sobre su cuerpo, de pies a cabeza. Después de que todos han sido usados de esta manera, son colocados dentro de una bolsa de papel con nueve centavos. Esta bolsa se deja luego cerca de la puerta de un cementerio, pidiéndole a Oyá que quite cualquier peligro que pueda estar rondando a la persona. Este ritual es usualmente seguido por una serie de baños de purificación como los ya sugeridos.
 
Para dispersar influencias negativas en el hogar
 
Una cebolla grande es colocada dentro de un vaso de agua en la sala. Si la cebolla se pudre, es arrojada lejos y reemplazada con otra. Se dice que esto es particularmente efectivo contra las personas que pueden visitar la casa con intenciones negativas.
 
Para fertilidad
 
Aunque Yemayá es el símbolo de la maternidad en Santería, Oshún es la dueña del área abdominal y por lo tanto la que más se propicia cuando una mujer quiere concebir. Debido a que las calabazas están entre los atributos favoritos de Oshún los santeros recomiendan que la mujer coloque una pequeña calabaza debajo de la cama en un plato amarillo. Cada mañana, al despertar, se debe frotar la calabaza sobre el abdomen y pedirle a Oshún que le conceda su fertilidad y el regalo de un niño. Este ritual deberá ser continuado diariamente durante cinco meses, o hasta que la mujer conciba. El mismo ritual también es usado para las mujeres que tienen tumores o cualquier tipo de problema en el área abdominal.
 
Para amor o dinero
 
Un ebbó muy simple y muy efectivo para lograr la ayuda de Oshún a fin de adquirir amor o dinero es llevar una jarra grande de miel a un río y verterlo lentamente en el agua. A medida que la miel fluye con el agua del río, la persona debe especificar lo que él o ella desea de Oshún.
 
Para el dinero
 
Elegguá es muy a menudo invocado en problemas de dinero porque es el Orisha que hace todas las cosas posibles y puede transformar la peor suerte en la mejor. Un ebbó popular consiste en mezclar miel, aceite de palma (manteca de corojo), pescado y jutía en polvo con suficiente harina de maíz para producir cuatro bolas del tamaño de las pelotas de beisbol. Todos los ingredientes son mezclados hasta que tienen suficiente consistencia para hacer las pelotas. Estas son luego depositadas en las cuatro esquinas de la manzana en la cual está localizada la casa de la persona. Este ebbó es muy efectivo, y muy recomendado por los santeros para obtener dinero rápido.
 
Para el amor
 
Changó es muy popular en los sortilegios de amor porque él es la esencia viva de la pasión y el deseo. Un sortilegio común de amor que logra su ayuda se prepara con seis manzanas.
Cada manzana es ahuecada y luego llenada hasta la mitad con miel, sobre la cual se echa aceite de almendra. La fotografía de la persona es colocada sobre un plato blanco rodeado de las seis manzanas. Una mecha es flotada sobre el aceite en cada manzana y se enciende durante una hora todos los días, pidiéndole ayuda a Changó para obtener el amor de esa persona.
 
Para el matrimonio
 
Oshún es la patrona del matrimonio. Para que ayude a convencer a alguien para que tome el transcendental paso matrimonial, los santeros recomiendan el siguiente ebbó: Se ahueca una calabaza. En el fondo, se coloca el nombre o fotografía de la persona reacia. Su nombre o foto deberá ser perforada con cinco ganchos de pescar. Sobre esto se ponen cinco yemas de huevo, bien rociadas de canela y cubiertas con miel. Encima de esto, se vierten partes iguales de aceite de almendras, aceite de oliva, aceite de maíz, aceite de almizcle y aceite de coco. Luego se encienden cinco mechas sobre los aceites por una hora, durante quince días. Durante este tiempo los aceites deben ser repuestos. Si la calabaza se daña antes de que los quince días terminen, la situación es más difícil de lo que parece y requiere medidas más fuertes. Si no, la persona puede obtener lo que desea.
 
Para la paz
 
Cuando una persona es muy obstinada y constantemente discute o crea discordia, los santeros recomiendan cubrir un coco con manteca de cacao y cáscara de huevo en polvo (cascarilla). Este coco es ofrecido a Obatalá a nombre del problemático individuo y cubierto de algodón. El ebbó es colocado sobre un plato blanco en el piso. Frente del coco, se encienden dos velones blancos durante 24 días. Cada día, la persona que hace la ofrenda debe pararse frente al coco y pedirle a Obatalá que calme a la persona para quien está preparado el ebbó. Tan pronto como las velas se acaben, deben ser reemplazadas hasta que terminen los 24 días. El coco es luego guardado, todavía cubierto de algodón, donde nadie lo encuentre.
 
Para la buena suerte
 
Hay un ebbó muy popular para Yemayá que se hace para traer buena suerte a una casa y sus ocupantes. Requiere lo siguiente: Dentro de un tazón de cristal se coloca un poco de melado de cana, 77 centavos, 7 imanes y 7 bolas de añil. Sobre esto se coloca una rosa de Jericó. Esta es una flor verde similar a un alga, cuyos pétalos parecidos a zarcillos se abren ampliamente cuando es colocada en agua y se cierran tan pronto como es retirada del líquido. Después de que la flor es colocada en el tazón, se llena con suficiente agua hasta apenas cubrir sus pétalos. Tan pronto como se abren los pétalos, algo de champaña es vertida sobre estos junto con polvos plateados. Algunos santeros colocan una pequeña imagen de la virgen de Regla (Yemayá en Santería) encima de la flor, pero esto no es necesario. El ebbó es colocado en alto cerca de la puerta. Como se ve muy bonito usualmente pasa como adorno. En realidad es un poderoso amuleto para atraer el dinero y la buena suerte.
 
Contra la enfermedad y mala suerte
 
Los santeros ofrecen muchos ebbós a Babalú-Ayé para dispersar la enfermedad y mala suerte. Una ofrenda típica consiste en un gran plato de maíz tostado, sobre el cual ha sido vertido algo de aceite de palma (manteca de corojo). Esto se deja en la casa durante 17 días —el número de Babalú— y luego se lleva al monte donde los pájaros y ardillas puedan comer el maíz.
 
Antes de tener una cirugía
 
Qggún es el patrón de los metales, incluyendo el acero del cuchillo del cirujano. Para pedir su ayuda antes de la operación, los santeros consiguen un pedazo de carne de res y lo cubren bien con manteca de corojo. Luego se sopla un poco de ron directamente de la boca a la carne y se le sopla humo de tabaco. La carne es colocada dentro de una bolsa de papel la cual es frotada sobre el cuerpo, de la cabeza a los pies. Siete centavos son colocados dentro de la bolsa la cual es arrojada en las vías del ferrocarril (los ferrocarriles son sagrados para Oggún). La persona hace esto en el nombre de Oggún, pidiendo su ayuda durante la operación. Para propiciar más al Orisha, los santeros recomiendan ofrecerle siete plátanos verdes bien cubiertos de manteca de corojo. Estos son más tarde llevados a un monte con siete centavos.
 
Para éxito en la corte
 
Ochosi es el Orisha que gobierna las cuestiones legales. Para lograr su ayuda en cualquier clase de litigio, los santeros recomiendan ofrecerle siete peras cortadas en pequeños pedazos. Los pedazos son colocados en un plato profundo y cubierto de leche, miel, harina de maíz y manteca de corojo. Bajo esta mezcla los santeros recomiendan colocar una pequeña ballesta o arco y flecha, los símbolos de Ochosi. Un pedazo de papel con la solicitud al Orisha es usualmente colocado debajo de este plato.

 
Mucha gente piensa que el uso de la magia para obligar a una persona a que haga algo contra su voluntad es magia negra (o gris en el mejor de los casos), Santería enseña que antes de que cualquier ritual o sortilegio se haga para otra persona, incluyendo la adivinación, debe solicitarse el permiso del ángel guardián de la persona. Esto elimina la responsabilidad de hacer el sortilegio porque si el ángel guardián de la persona permite que se realice, el poder de voluntad de la persona no ha sido violado. Lo que suceda pasará con el consentimiento del ángel guardián de esa persona, quien es parte de su inconsciente. Si el sortilegio falla, el ángel guardián de la persona rechazó la solicitud. En otras palabras, a través del sortilegio, el santero, (o quien esté haciendo el ebbó) está pidiéndole a la person que cambie de parecer acerca de algo. Si la persona —en un nivel inconsciente— está de acuerdo con el cambio, su voluntad no ha sido forzada y la magia usada fue blanca, no negra. No hay coerción, simplemente un acuerdo. Naturalmente, esto no puede ser usado en la magia negra porque el ángel guardián de una persona nunca estará de acuerdo con nada que sea dañino al bienestar del individuo.
 
Santería enseña que cada persona está protegida por uno de los Orishas, aún si esa persona no practica Santería o no cree en ella. Esto se debe a que cada Orisha simboliza un arquetipo humano específico que abarca a mucha gente, de muchos orígenes variados. La única manera segura de saber el Orisha regente de un individuo es a través de un registro dirigido por un santero o babalawo. Este ritual determina quien es el Orisha protector de una persona. Este Orisha es también identificado por el santero como el ángel guardián de la persona.
 
Cuando alguien no tiene el recurso de un sacerdote de Santería hay otra forma (aunque menos segura) de identificar al Orisha protector o regente. Este método alterno requiere un conocimiento básico de las principales características de cada Orisha importante. El Orisha con quien usted comparte la mayoría de las características; es usualmente su Orisha protector o ángel guardián.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SANTORAL

SANTORAL