.
.

domingo, 20 de julio de 2014

ORACIÓN AL NIÑO DE ATOCHA PARA ABRIR LOS CAMINOS Y PROTECCIÓN

 
Oh dulcísimo Niño de Atocha,
unigénito del eterno padre,
salvador del mundo,
cordero inmaculado,
niño redentor,
verbo del padre,
acerco mi clamor a ti
para que venga a mi tu misericordia.
 
Te rogamos que mires nuestra humildad
al postrarnos delante de ti
para pedir tu protección
y que nos ayudes y nos des la sabiduría
para emprender nuestro trabajo
y poder suplir nuestras necesidades
y las de aquellos que dependen de nosotros.

 
Líbranos de todo mal
y que ese fruto del trabajo
se convierta en alabanzas a tu nombre.
 
En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo.
 
Amen.
 
El Santo Niño de Atocha, es la sincronización del Orisha ELEGGUA, en la religión católica.
 
Escribir sobre Eleggua, ocuparía páginas y páginas y probablemente nunca se terminaría de decir todo a cerca de este revoltoso y caprichoso pequeñito con cara de niño viejo, sombrero de yarey y fumando un tabaco.
 
PATAKI: "En los comienzos del tiempo, Olofí enfermó. Entonces Eleggua comía en la basura. La basura lo alimentaba.
 

Fueron todos los inteligentes a ver a Olofí. Nadie lo pudo curar. Eleggua se puso un gorro blanco como el de los Babalawos, y con sus yerbas lo curó muy pronto.
 
El viejo dijo:  ¡Y tantos sabios como tengo, y ninguno me sirvió para nada!.
 
Eleggua pídeme lo que quieras, muchacho.
 
Y Eleggua que conocía la miseria le contestó:
 
Comer antes que nadie... Y que se me ponga en la puerta para que me saluden a mi primero.
 
Así será dijo Olofí. Y además te nombro mi correo".
 
Como su función es la de guardián, por eso se le mima tanto, para que nos cuide. Por esa misma razón, al Eleggua que guarda la casa ¡no se le tiene nunca corto de comida!, para que este a gusto en ella y no la deje abandonada saliendo a buscar afuera lo que le falta, o le cierre la puerta a la buena suerte y se la abra a las calamidades, para vengarse. Aunque tampoco conviene mantenerlo demasiado lleno, porque se achanta.
 
Eleggua es rumbero, aficionado al aguardiente y comilón. Es el Orisha de las bromas, de las crueles, grandes, abrumadoras o pequeñas e irritantes ironías del azar; de lo inesperado e imprevisto.
 
 
 

No hay comentarios:

.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SANTORAL

SANTORAL