.
.

lunes, 25 de febrero de 2013

ROSARIO A LAS ANIMAS BENDITAS




PRIMER MISTERIO

Os suplicamos, Señor,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
 que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre,
en la noche de vuestra dolorosa Pasión
y cruel agonía en el huerto de las Olivos.

Seguir Leyendo...

Y vosotras, almas santas,
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir
por intercesión de la Santísima Virgen,
saludándola diez veces con la jaculatoria:

¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros
que recurrimos a Vos.

 
SEGUNDO MISTERIO
 
Os suplicamos, Señor,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
con el tormento de los crueles azotes
 que sufristeis amarrado a una columna.
 
Y vosotras, almas santas,
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir
por intercesión de la Santísima Virgen,
saludándola diez veces con la jaculatoria:

¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a vos.
 
TERCER MISTERIO
 
Os suplicamos, Señor,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió Vuestro amantísimo Corazón
y el de vuestra Purísima Madre
con la cruel coronación de espinas,
burlas y escarnios.
 
Y vosotras, almas santas,
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir
por intercesión de la Santísima Virgen,
saludándola diez veces con la jaculatoria:

¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos.
 
CUARTO MISTERIO
 
Os suplicamos, Señor,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
en el encuentro de la calle de la Amargura
caminando con pesada
cruz de nuestros pecados.
 
Y vosotras, almas santas,
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir
por intercesión de la Santísima Virgen,
saludándola diez veces con la jaculatoria:

¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos.
 
QUINTO MISTERIO
 
Os suplicamos, Señor,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
en las tres horas de mortal agonía
y afrentosa muerte en la Cruz.
 
Y vosotras, almas santas,
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir
por intercesión de la Santísima Virgen,
 saludándola diez veces con la jaculatoria:

¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

 
Se concluye el rosario rezando el Credo y la Salve.

Pedid con fe y recibiréis.

 


 

No hay comentarios:

.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SANTORAL

SANTORAL