.
.

martes, 11 de diciembre de 2012

EL WEMILERE (O GÚEMILERE) EN HONOR DE UN SANTO




Las fiestas que se celebran, en Santería, en honor de un santo, por varias razones, reciben el nombre de güemileres o wemileres.




El güemilere se puede celebrar con el fin de agradecer a un Orisha un gran favor. En los aniversarios de los natalicios de los santos se celebran los güemileres más impactantes y se llaman fiestas de santo.





Solo se conocen las fechas de nacimiento de cinco orishas: Babalú Ayé, Changó, Obatalá, Oshún y Yemayá. Sus fechas de nacimiento coinciden con las de los santos católicos con los cuales están sincretizados.



Los más célebres güemileres son en honor a Changó. Son los más fastuosos y los que más se recuerdan. Se sirve la bebida tradicional, el cheketé, desaprobándose las bebidas alcohólicas, que está vedadas y condenadas.




Todos fuman, porque Changó adora el sabor y el olor del tabaco fuerte. Cuando un omo-orisha es poseído por su dios, toma las características atribuidas al Orisha. El omo-orisha pierde todo conocimiento durante una posesión y su personalidad desaparece para ser reemplazada por la del dios. Un omo-changó poseído puede predecir el futuro con exactitud misteriosa. Otros Orishas acuden al güemilere para ayudar a un dios o a una diosa a celebrar el aniversario de su nacimiento.

La creencia en la posesión por Orishas está muy arraigada en Santería. Está tan profundamente arraigada que prácticamente toda enfermedad nerviosa, como la histeria o la epilepsia, se atribuye a un Orisha que toma la posesión de su caballo.



 
Cuando termina el güemilere y los Orishas lo abandonan, todos comen y beben como en una fiesta común y corriente. Más tarde los Batá rinden homenaje a Elegguá y así concluye la ceremonia.

 
 
 
 


No hay comentarios:

.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SANTORAL

SANTORAL